El increíble camino del yoga

Yoga para mí era, mi mamá vestida de blanco, yendo a retiros a meditar, hablando de chakras y rollos energéticos. Lo único que pensaba era “mi mamá es una hippie”.

Años después, muchos años después, en el 2010 probé por primera vez Bikram Yoga. Lo intenté simplemente porque estaba cerca de la oficina, los horarios me venían muy bien y entrar a clase a las 6:15am me ayudaba a ahorrarme una hora cuarenta y cinco minutos de tránsito terrible; además algo me intrigaba de practicar en calor y pues sí, esa semíllita que de algún modo mi mamá sembró en nosotros desde chicos, seguía ahí esperando a que la alimentara.

A pesar del olor tan peculiar de un estudio de Bikram, la alfombra, el sudor, el no saber que seguía, pensar en 90 minutos ahí dentro, algo me enganchó. Lo analizaba en su momento, y todo en su conjunto me decía que no, pero a la vez, el cómo me sentía al salir de clase, cómo mi humor cambiaba, cómo me olvidaba de todo durante esos 90 minutos y solamente estaba presente con mi reflejo en el espejo y cómo mi sueño mejoraba al igual que mi sistema digestivo, hacía que volviera y volviera al salón, se volvió una adicción. Una adicción que podría ser una locura, pues entras a un salón caliente, donde sudas de forma que nunca creías que lo harías, donde te mareas, te cansas, te frustras o hasta te juzgas y aun así regresas por más, pues te empiezas a conocer, te das cuenta de que puedes con muchas cosas, notas avances y te das cuenta que el estar en sintonía y paz contigo mismo dentro del salón se filtra a tu vida y tu forma de verla, es ahora, con otros ojos.bikram-yoga-torsion-de-la-espina-color

Hoy yoga, es justo este sentir extrañamente increíble que se queda en mi cuerpo y en mi ser, y que solamente alguien que practica yoga lo ha sentido, pero que el resto de la gente lo puede percibir.

Es esa sensación que quieres que la mayoría de la gente que te rodea logre sentir y disfrutar.

Ahora pienso que hubiera pasada si desde chica, cuando mi mamá “hippie” quería compartir todo esto con mis hermanos y conmigo, lo hubiéramos tomado, probablemente mi vida hubiese tomado este mismo rumbo, pero años antes. Así que sí ya estamos en este increíble camino aprovechemos para seguir creciendo, aprendiendo y experimentado, compartiendo, disfrutando y sonriendo.

Lucrecia Aramburu

www.bikramyogasanangel.com

Bikram Yoga como una práctica espiritual

Sea cual sea la razón por la que practicas Bikram Yoga, tienes que saber que la práctica constante de asanas (posturas); se puede volver una práctica espiritual en la cual abres la puerta a la Conciencia consciente, el autoconocimiento y la meditación.

Probablemente la mayoría de nosotros comienza a practicar por un motivo que tiene que ver con nuestro cuerpo físico: ya sea salud, bajar de peso, tonificar, tener condición física o recuperarse de alguna lesión.

Empezamos de fuera hacia adentro. Queremos resultados físicos, y está bien. Sin juzgar las razones que te traen al salón caliente, todos los días lo que busco compartir contigo es que te atrevas a ir más allá: profundizar, es decir, lograr

que los 90 minutos sean de una profunda meditación.

Entrégate a la práctica y que en tu mente no haya ningún pensamiento más que el ahora; dejar que la voz del maestro sea música para tus oídos y que tu “bailes” en un diálogo constante entre las palabras, tú y tu imagen en el espejo, que por cierto, va a reflejar lo que tu piensas de ti mismo. Y esa imagen siempre se puede modificar.

Para lograr esta meditación necesitas entrar con humildad al salón y con la emoción de que sea una clase nueva para ti. Una clase nunca va a ser igual que la otra. El dialogo del maestro es el mismo, las posturas son las mismas, pero en definitiva tú, no eres el mismo.

Abrir tu mente y estar dispuesto a que cada clase, tú y tu cuerpo te sorprendan. Aprender algo nuevo todos los días. Aprovechar al máximo el hecho de que por medio de la repetición de las mismas posturas todos los días, puedes profundizar en las fibras mas sensibles de tus células, ahí donde está el ADN, lo que te gusta y lo que no te gusta de ti. Tener el poder de cambiar lo que no te gusta y mejorar y perfeccionar lo que sí te gusta de ti.

Eso, solo se logra estando en el presente: aquí y ahora. Dos palabras ya muy usadas y escuchadas, sin embargo verdaderas y absolutas. El único lugar que existe es “aquí” y el único tiempo que existe es “ahora”. No hay más.

Por lo tanto, cuando entres al salón caliente, deja afuera tus cuentas pendientes por pagar, los quehaceres y juntas próximas, la llamada que esperas o el mail que tienes que mandar.

Concentrate en ti. Y nada mas en ti. Es un regalo estar frente al espejo 90 minutos, contigo, con lo que eres y con lo que crees que eres.

Si te adelantas o te atrasas en las posturas, observa en qué estas pensando. ¿Realmente estás escuchando el dialogo? O ¿solamente te estás moviendo en automático? Como al manejar, como muchas veces al comer… en automático.

Eso querrá decir que así vives tu vida seguramente: en automático.

Acuérdate de que como es adentro es afuera y viceversa.

Practica el poder del aquí y ahora en el salón y llévatelo contigo el resto del día.

No te distraigas, no te rindas ni te consientas, si ya llegaste hasta el estudio, a tiempo para tu clase, aprovéchala al máximo, tal cual como si fuera la primera vez. Y cada día: como si fuera la primera vez. (Porque de hecho, lo es).

Mírate en el espejo, no evadas tu mirada. Y platica contigo, disfruta tu compañía. Trabaja fuerte, se preciso en las posturas y en las correcciones. Escucha (no solo oigas) el diálogo, hay magia pura en él. Profundiza en las palabras que cada postura contiene: “Bloquea la rodilla, sé un poste de luz, inquebrantable, de concreto, una sola pieza” “Mantén tu cara feliz y sonriente”, “barba arriba, pecho arriba”, esfuérzate, no te rindas” etc., etc., etc.,…. diríamos en inglés: “words to live by”.

Y lo más importante: goza tu práctica. Así lleves 2 años ó

2 meses practicando, diviértete. Incluso cuando te caigas en el Arco de Pie o cuando te marees en el Camello, sonríe.

Tu cuerpo y tu vida van a cambiar solo y si así lo decides. Pero requiere de tu mayor esfuerzo. No basta con solo llegar al estudio y entrar al salón para obtener beneficios permanentes, en tu cuerpo y en tu espíritu. Decide esforzarte. Todo esfuerzo tiene su recompensa. Confía en ello y “¡Bloquea la rodilla, aquí y ahora”!

Mariannela.

www.bikramyogasanangel.com

Regreso al entrenamiento de maestros para la recertificación como maestra

Fue increíble regresar al entrenamiento de los que quieren ser maestros de Bikram Yoga con la oportunidad de ser guiados, una vez más,  por el maestro Bikram Choudhury, reconocido como uno de los pocos gurús de yoga aún vivos de nuestro tiempo.

Fue un privilegio estar en el TT (Teachers Training) en el hermoso puerto de Acapulco, frente al mar, poder tomar ocho clases de yoga en una semana, cinco de ellas con el maestro Bikram, tomar cinco clases con maestros senior, que son los maestros que tienen mayor experiencia porque son los que tienen más años dando clases, escuchar nuevamente las pláticas del Maestro hablando de su propia vida, de la tradición de su país de origen, India, de la filosofía del yoga, de los fundamentos y beneficios de la práctica de las 26 posturas y 2 ejercicios de respiración en 90 minutos con muchísimos ejemplos de cómo tantas personas  han  sido  beneficiadas  por  esta  práctica  de Hatha Yoga a 42 grados, recordándonos la misión que tenemos como maestros de enseñar con pasión, integridad y experiencia a los alumnos que llegan a las puertas de nuestro estudio para inspirarlos a tener una mayor conciencia de su cuerpo, de su mente y de su vida.

Nosotros   como   maestros  practicamos  y  guiamos  Bikram Yoga porque tenemos fe en ésta disciplina y nos sentimos orgullosos y felices de hacerlo, porque nuestras propias vidas han cambiado y hemos visto cómo van cambiando los alumnos dentro del salón caliente y sobre todo en la vida de todos los días de cada uno de ellos, que hace que tengan más salud, una mente más enfocada e integrada, y un estado emocional más sereno para poder vivir en paz, logrando un bienestar integral que conecta con nuestra esencia a través de esta meditación en movimiento, creando más conciencia de nuestra existencia y ayudando a cambiar este mundo descubriendo nuestra verdadera humanidad.

Adriana Beltrán

Efecto torniquete

En Bikram Yoga hay muchos beneficios… uno de ellos es con el efecto torniquete.  El efecto torniquete es cuando comprimes una parte del cuerpo y la compresión detiene o baja el flujo de sangre temporalmente.  Cuando estás haciendo posturas de yoga en el calor y con el control de la respiración, tu corazón está trabajando con gran poder, la sangre está más oxigenada y fluyendo más rápido.  Cuando dejas de hacer la compresión, la sangre oxigenada fluye con gran potencia revitalizando y re energizando tu cuerpo.

Yo me imagino el efecto torniquete como cuando aprietas una manguera deteniendo el paso del agua y al frenar el paso del agua se bloquea la manguera y cuando la sueltas el agua fluye con mucha presión.  Así es la sangre con el efecto torniquete, después de la compresión, te relajas en sabasana y la sangre oxigenada fluye rápidamente sanando lesiones y previniendo que haya nuevas.

Esta es la razón por la que los sabasanas son tan importantes.  Es la oportunidad para que tu cuerpo absorba todos los beneficios.  Por eso  los maestros en clase te decimos “no te muevas”, ¡no es para molestar!, es para que tú puedas ayudar a tu sangre a fluir con gran potencia a todo tu cuerpo, y al fluir la sangre oxigenada, se regeneran los tejidos, ayudas a sanar lesiones y previene nuevas.

Inclusive en la primera postura, la Media Luna, cuando subes tus brazos y entrelazas tus dedos tan fuerte que las palmas están juntas y arriba de tu cabeza (y de tu corazón), disminuyes la cantidad de sangre que llega a tus dedos y nudillos y cuando bajas tus brazos al terminar la postura y no los mueves, la sangre fluye a tus manos y te ayuda a prevenir o mejorar la artritis, artrosis y síndrome del Túnel del Carpio.  Si te estás moviendo después de la postura (como quitándote el sudor, arreglándote el short, peinándote, tomando tu temperatura, etc.) la sangre no va a fluir tan eficientemente como si solamente bajas las manos, te mantienes inmóvil y respiras profundo y lento.

Los ejemplos más completos del efecto torniquete son en las posturas Fija y Firme y Langosta.  En Fija y Firme estás sentado con la cadera apoyada en el piso entre los dos talones y durante un minuto tienes la sangre detenida arriba de las rodillas porque las tienes dobladas. En Langosta los brazos están girados hacia adentro por abajo del cuerpo y la sangre se encuentra detenida arriba de los codos.

Después de la postura  cuando te relajas en sabasana, la sangre oxigenada fluye rápidamente sanando tejidos y las articulaciones.

El maestro Bikram dice que es lo mejor que le puedes hacer a tus articulaciones ya que potencia la circulación de la extremidades.laura-turrrent

Ya sabes que en Bikram Yoga decimos mucho “pon tu barba en el pecho y toca tu frente a la rodilla” con esto logras hacer una compresión.  Estas comprimiendo los órganos internos. Yo me imagino que es como en las esponjas… cuando haces una compresión en yoga, es como si estuvieras exprimiendo el agua de una esponja y después puedes absorber mejor el agua nueva.  Cuando dejas de hacer la compresión y te relajas en sabasana, la sangre oxigenada fluye fácilmente a todos los órganos limpiando y refrescándolos.   

En Bikram Yoga el efecto torniquete mejora las articulaciones lastimadas, funcionan mejor los órganos, se revitaliza y re energiza todo tu cuerpo.  Piénsalo bien, cuando estés cansado en clase y creas que ya no puedes aguantar más la postura, recuerda los beneficios y respira.

Laura Turrent

Yoga para mí ha sido todo, Yoga es mi vida

Todo comenzó en 1988, cuando tenía sólo 5 años y vi en un parque a varias personas practicando yoga en preparación para un campeonato regional. Verlos fue tan inspirador que decidí iniciarme en el yoga y ser como ellos.

Estaba tan motivado (la idea de un campeonato me obsesionó) que me dediqué a practicar yoga por un mínimo de 3 a 4 horas al día todos los días de la semana. Fue una experiencia muy desafiante, ya que no era flexible en absoluto para empezar, pero pronto comencé a conocer mi cuerpo y pude construir una imagen de lo que iba a ser capaz de hacer en el futuro.

En 1995, después de casi 7 años de intentarlo, finalmente me convertí en campeón de yoga de mi estado y después de eso en campeón nacional de yoga. Mi carrera de triunfos comenzó desde ese punto y continuó por los siguientes 13 años, al ser 11 veces campeón nacional, 2 veces campeón universitario y 2 veces campeón internacional de yoga.

Simplemente confiaba en mí mismo, sabía que lo único que tenía que hacer era trabajar duro y grabar todas esas increíbles posturas de yoga en mi cuerpo y mente al no rendirme y practicar más intensamente.

Durante los últimos 20 años de mi vida he estado enseñando yoga, compartiendo lo que sé con todos mis estudiantes y animándolos a apegarse a estas posturas de yoga y mantener la tradición sin hacer ninguna locura porque sé que si esta práctica funcionó para mí, puede funcionar para todos.Deepak

Una de las cosas más importantes que he llevado conmigo después de todo lo que he aprendido en todos estos años de practicar yoga, es que mi primer encuentro con el yoga fue la competencia y más tarde me di cuenta de que no se trata de competir con los que nos rodean, sino con nosotros mismos. Y al convertirme en un campeón, también cumplí uno de mis mayores sueños al poder compartir lo que sé con todo el que quisiera aprender de mí en el mundo más allá de la India.

Mi consejo para todos ustedes, que es algo que siempre deben tener presente, es que en cada sesión de yoga no importa si eres flexible o no, si pones todos tus esfuerzos sinceros e intenciones positivas, encontrarás que tu práctica de yoga siempre va a mejorar.

Yoga lleva a una sola dirección en nuestra vida que es la dirección de mejorar. Con cada sesión de yoga que practiques, te sentirás diferente ya que encontrarás que tu cuerpo cambia constantemente. Y eso es exactamente lo que te mantiene yendo y continuando con tu práctica de yoga.

Recuerda siempre que el yoga genera un sentido de auto-realización y eso conduce a una mente pacífica y por lo tanto a un gran carácter. Si crees en el yoga desde el fondo de tu corazón y nunca te rindes, lograrás todo lo que quieras en tu vida.

Yoga is my life

Yoga for me has been everything, Yoga is my life.
Everything started in 1988, when I was only about 5 years old, I saw some people practicing yoga in an open park preparing themselves for a regional yoga championship. It was so inspiring to see them that I decided to start yoga and be like them.

I was so motivated, this idea of championship drove me crazy, that I would be practicing yoga for minimum 3 to 4 hours a day on everyday of the week. It was a very challenging experience as I was not flexible at all to begin with but soon I started getting to know my body and building up an image of what I was going to be able to do in the future.

In 1995, after almost 7 years of trying to become a champion, I finally became a state yoga champion and after that a national yoga champion. My winning career started from that point and it continued for next 13 years consequently when I became 11 times national champion, 2 times university champion and 2 times international yoga champion.

I simply trusted myself, I knew that the only thing I had to do was to work hard and to print all of those incredible yoga postures in my body and mind by not giving up and practicing harder.Deepak

For the last 20 years of my life, I have been teaching yoga sharing what I know with all my students and encouraging them to stick to these yoga postures and to maintain the tradition without doing any crazy stuff because I know that if it worked for me, it can work for everyone.

One of the most important things that I have taken with me after everything I´ve learned in all of these years of practicing yoga, is that my first encounter with yoga was competition and later I realized that it is not with others around us, it has to be with our own self. And, by becoming a champion, I also fulfilled one of my biggest dreams to share everything I know to everyone outside of India who would want to learn from me.

My advice to all of you is something you should always keep close to you that in every yoga session whether you are flexible or not, if you put all your sincere efforts and positive intentions, you will find that your yoga practice will always get better. Yoga leads to only one direction in our life and that is the direction of betterment. With every yoga session you practice, you will feel different as you will always find your body changing on constant basis. And that is what exactly keeps you going on and on with your yoga practice.

Always remember that yoga build up a sense of self fulfillment in us and that leads to a peaceful mind and hence a great moral character. If you believe in it from the bottom of your heart and never give up, you will achieve everything you want in your life.

Deepak

El ego como obstáculo para la práctica

Como maestro de yoga, he tenido la oportunidad de ver la práctica de muchos alumnos: sus dificultades, sus logros, sus miedos. El podio se convierte en un mirador a través del cual conocemos, en un proceso gradual, a los practicantes. Cada persona es diferente, hay una serie de experiencias y condicionamientos que hacen de cada persona un auténtico individuo. Por ese motivo, es un error caer en vanas generalizaciones que pretendan englobar la totalidad de los alumnos. No obstante, hay ciertos patrones compartidos entre las personas que pueden indicar una tendencia, si no general, por lo menos ampliamente asumida.

Vicente

     Uno puede ver, por ejemplo, el hábito colectivo que los alumnos tienen de beber agua antes de la posición del triángulo o de esperar algunos segundos antes de agarrar su pie para hacer de pie frente a la rodilla. Si bien estas actitudes pueden considerarse benignas o intrascendentes, hay una en particular que he detectado y que considero muy perjudicial para el alumno: utilizar la práctica como un medio para reafirmar el ego ¿Qué se quiere decir con esto? Básicamente, hacer del yoga un ritual que, antes de brindar el bienestar mental y espiritual que ofrece, brinde la ilusa satisfacción de ser capaz de hacer más de lo que uno en realidad puede.

   Vicente  Muchas veces en el podio, mientras digo las instrucciones para hacer de pie frente a la rodilla, veo a practicantes que patean la pierna sin tener la rodilla bloqueada. Algunos de estos alumnos, a pesar de ser corregidos, insisten en seguir pateando sin bloquear la rodilla ¿Por qué lo hacen? Algunos quizá porque aún no entienden el concepto o no han desarrollado la coordinación corporal necesaria, pero yo creo que muchos lo hacen por miedo a encarar la realidad, por no querer aceptar que aún son incapaces de llegar a esa etapa de la postura. Estos casos no se limitan a la postura antes mencionada, son el resultado de una incomprensión sobre el proceso gradual que TODO yogi debe seguir.

     Regresar a un punto anterior de una postura cuando se está cometiendo un error no es un retroceso, es la condición necesaria para empezar a progresar en la práctica. La profundidad de una asana deriva del esfuerzo y del paso del tiempo, pero también de la correcta alineación del cuerpo en una postura. Cuando se está bien alineado, el cuerpo utiliza los músculos y articulaciones necesarios para hacer la postura, para mantenerla y para profundizar en ella. Si en de pie frente a la rodilla no se tiene la rodilla bloqueada, no se están utilizando –y por tanto ejercitando- algunos de los músculos en las piernas y caderas necesarios para hacer las etapas más avanzadas de la postura. A todo esto se agrega la variable del riesgo; si uno utiliza partes del cuerpo que no están diseñadas para trabajar de esa forma se pueden generar lesiones.Vicente - Camello

Por lo tanto, es importante que uno tenga la humildad para reconocer hasta dónde es capaz de llegar cada día. A partir de ahí, se puede trabajar con el objetivo de mejorar, pero siempre teniendo en mente lo gradual del proceso y la importancia práctica de ser paciente. Esto no quiere decir que uno debe resignarse a su estado actual. Uno debe reconocer su situación actual para poder modificarla. El progreso es el resultado de una práctica sostenida y bien hecha, no de una quimera impuesta por nuestro ego.

No te olvides de adoptar una buena postura

Estás en tu práctica, en la serie de pie, en postura del Triángulo, tu cuerpo ya ha aumentado su temperatura corporal, el sudor recorre tu cuerpo, tu concentración está al 110%, la mente sólo tiene un dirección, eres tú, frente a tí, todo ello sobre la base de que tienes una respiración nasal consciente, que fluye en armonía con la de los demás y se entrelaza siendo un todo.

Sales de la postura, regresas al lado izquierdo del tapete, te mantienes ahí en un pequeño descanso de pie; pero, ¿eres consciente de qué sucede cuando estás así durante esos segundos?

¿Te has dado cuenta de cómo se encuentra tu cuerpo?. ¿Cuál es tu postura en ese momento que tu cuerpo se mantiene inerte de pie?

Generalmente cuando llegan esos descansos, lo único que deseamos es recuperarnos del gran esfuerzo dado, y lamentablemente en ese “descanso”, descansamos hasta la postura.

Estamos de pie, con los pies desalineados o el abdomen de fuera, el pecho hundido o los hombros rotados hacia adentro, la espalda alta encorvada o incluso, todos los anteriores.  Susana Rojas

Uno de los objetivos del yoga es reparar la mala postura que tenemos debido a los malos hábitos que hemos mantenido a lo largo de nuestra vida.

Aprovechemos los 90 minutos de práctica para reparar esa mala postura, ¡incluso en los descansos!; de los 1440 minutos que tiene el día, generalmente sólo 90 de ellos los destinamos para conectar con nuestro ser (mente, cuerpo y alma), así que hagámoslo todo el tiempo y de manera consciente, no desperdiciemos ni un momento.

Cuando llegues a esos descansos de pie, se consiente de cómo es la postura de tu cuerpo, en cuestión de segundos reajusta tus pies en una misma línea, aprieta el abdomen, lleva las caderas ligeramente hacia delante, los hombros hacia atrás, el pecho hacia arriba, la barbilla levantada paralela al piso y ligeramente por detrás del esternón; y realmente descansa, no te muevas, ni siquiera parpadees (no pierdas energía), mantente ahí, sonriéndote desde el corazón.

Con ese trabajo constante como complemento de los asanas aprenderás a adoptar una postura correcta, con el tiempo verás que un día, estando fuera del salón caliente, tu cuerpo te pedirá que adoptes esa buena postura que mantienes en el salón… ¡has creado ya un nuevo hábito!.

Susana Rojas

 

La importancia de “Estar”

“Mucho de mi énfasis está en enseñarte cómo entrar en estas posturas apropiadamente y cuando tu vienes a mí como un estudiante principiante eso es lo que tú estás preocupado por realizar. Pero es muy importante saber cómo salir de las posiciones también. La idea aquí es empezar pequeño e ir despacio. Cuando estás en una postura y quieres hacer un ajuste para mejorar tu forma, haz pequeños ajustes, no grandes movimientos o cambios. Y salir de la postura muy lentamente y con cuidado. Si eres nuevo en Bikram Yoga, estás en territorio inexplorado y tu cuerpo no está acostumbrado a estos movimientos. E incluso si has estado practicando mi secuencia durante años, debes recordar que cuando realizas estas asanas, tu cuerpo se está transformando durante esta meditación en movimiento de 90 minutos. Esa es otra razón para honrar tu templo y tratarlo con cuidado”. – Bikram

La serie de Bikram Yoga está diseñada para repetir la misma secuencia todos los días para poder llegar a un estado en el que la mente y el cuerpo se vuelven uno. Pero, la única forma de hacer esto es realizando las asanas de forma correcta.

No existe yoga hasta que se practica sin angustia, ansiedad, ni miedo para poder alcanzar el verdadero camino.

Una de las definiciones más importantes en la teoría del yoga es la palabra asana, que significa “la postura que trae comodidad y estabilidad”.

Debe de existir una sintonía entre la mente y la movilidad del cuerpo, el maestro de Hatha Yoga, Iyengar, lo llama percepción consiente, en donde las asanas deben practicarse de una forma en la que se permita que la mente siga los movimientos del cuerpo. Esa percepción consiente enfocada debe sentirse en cada partícula del cuerpo, en otras palabras, cuando practicamos asanas, si una parte del cuerpo se mueve, el cuerpo entero debe coordinarse con ella y moverse también; las asanas deben de hacerse utilizando el cuerpo como instrumento con el que la mente y la inteligencia se sensibilizan, “honrando tu templo y tratándolo con cuidado.”

La maestra Emmy Cleaves, quien trabaja muy de cerca con Bikram, siempre dice en su clase: “tienes que mover tu cuerpo con tu mente, sólo entonces, podrás encontrar el concepto de “mindfulness”. Desde el día que escuché esta idea, cada vez que entro al salón caliente intento trabajar con esto todos los días.

En mi clase, suelo hablar de hacer las cosas “con conciencia, relajando tu cuerpo y tu mente dentro y fuera de la postura, manteniendo tu mente dentro del cuerpo”, y esto es específicamente a lo que me refiero. Cada vez que lo hago como estudiante, mi práctica tiene un giro completamente distinto.Hatha split ana

El dialogo está creado para encontrar la conexión entre el maestro y el alumno y sólo cuando el alumno se mueve al escuchar palabra por palabra, ésta conexión es factible; pero esto no significa que cada vez que se diga una corrección todas sean para ti específicamente, para esto tenemos el espejo, para que seas tu propio maestro y corrijas tu postura cuando sea necesario, como dice Bikram, “…con pequeños ajustes, no grandes movimientos o cambios.”; manteniéndote siempre presente y moviendo tu cuerpo con ésta percepción consiente.

Mi consejo para tu práctica siempre va a ser que practiques tu estabilidad intentando encontrar una conciencia presente- enfocada. ¿Cómo?: “Fake it ‘til you make it”.

Cuando vienes a tu práctica vienes a trabajar contigo, a confrontarte y a cambiar tu forma de pensar, a intentar hacerlo todos los días con confianza en ti mismo y seguirlo practicando hasta que algún día puedas vivir pleno.

Así que sólo inténtalo.

Ana Pau Ruiz Gatica


Tu práctica será siempre tu mejor compañía

Años practicando yoga se hacen un instante en el momento en que desenrollo mi tapete de yoga para empezar clase, ya sea para darla o tomarla, es uno de los momentos más felices de mi día y siempre me emociona y alegra.

Imaginar mi vida sin el Yoga ya me resulta imposible, así como enumerar todo lo que me ha dado, me sigue dando y además del seguro de vida que supone para mí al estar en este camino tan hermoso.

Ver a toda la gente que avanza, mejora, se sorprende y se apasiona, se alivia y se re-enamoran de sí mismos, es y ha sido mi mejor recompensa.  Desde señoras que consideraban impensable pintarse las uñas de los pies, hombres que difícilmente podían abrocharse las agujetas y hasta personas superando padecimientos o limitaciones, ya sea físicos, emocionales o mentales, en fin, lo que he visto desde este lugar es milagro y regalo.

Esta disciplina tan ancestral que nos ha sido regalada y como tal  y en el transcurrir  de ésta, abrimos los ojos hacia un deber, un deber de cuidarnos y de estar bien, de amarnos. ¡Ese es mi tema favorito! Hay muchas actividades en la vida que nos hacen más fuertes, más sabios, y el yoga no se queda atrás, nos reconstruye, nos disciplina, nos da confianza, nos da longevidad, nos da alegría, y vida! Lo más simple y a la vez lo más sorprenderte, a veces mágico e inexplicable, es como despertamos esa conciencia de nosotros y lo que nos rodea, ¡ya dejamos de padecer poco a poco esa dolencia de aislamiento de nuestro propio ser!… así, les puedo asegurar que a través de tu vida tu práctica será siempre tu mejor compañía.

Los mejores textos de yoga ya han sido escritos y afortunadamente ya son accesibles, dentro de la teoría hay tesoros y dentro de la práctica, viviendo la experiencia tú serás el mejor intérprete, e inevitablemente lo compartirás casi sin esfuerzo.

Yoga  para mí es como ese eslabón perdido que todos andamos buscando en nuestro interior. Es esa deliciosa unión.

De la pasión que me transmite su entusiasmo en la práctica, me hace feliz dar clases.bikram-yoga-ceci-vez

Yoga nos hace ser humildes, cada día que pasa en esta disciplina, nos hace ver lo que tenemos que aprender, lo que nos hace falta continuar… Mucha controversia ha suscitado el tema de asociar al yoga con temas religiosos o espirituales, pero yo sé decirles que es también una vía hacia una conexión hacia la vida espiritual más rica sin dramas… el yoga nos lleva y guía a vidas mejores.

Cecilia Vez